fbpx

¿Cómo manejar la conducta de los alumnos postpandemia?

Luego de dos años de clases virtuales los niños y adolescentes al fin pudieron regresar a las aulas; sin embargo, esta transición de lo virtual a lo presencial no ha sido nada fácil. Durante los dos años de confinamiento, los niños se vieron expuestos a diversas situaciones que podrían haber afectado su salud tanto física como mental. Horarios de sueño irregulares, adicción a dispositivos electrónicos, dietas inadecuadas, falta de actividad física, pérdida de seres queridos o violencia doméstica son solo algunos de los posibles escenarios que podrían haber vivido durante el aislamiento.

Si bien desde el mes de abril de 2022 la mayoría de colegios han optado por las clases 100% presenciales, todavía se sienten los rezagos de la pandemia por el Covid-19 y esto se puede ver reflejado en algunas de las conductas de los alumnos postpandemia en las aulas.

 

Conductas disruptivas:

Comenzamos explicando sobre las conductas disruptivas, pero ¿Qué son? Son todos aquellos comportamientos que entorpecen el correcto funcionamiento de las clases. Algunos de los ejemplos de estas conductas disruptivas son cuando los niños no dejan de hablar entre ellos, ofenden a sus compañeros o a sus docentes, pierden el control con facilidad, tienen conductas agresivas y no piensan en las consecuencias de sus actos.

Uno de los principales factores de las conductas disruptivas es el aislamiento social, hecho que la gran mayoría de los alumnos postpandemia de todo el mundo vivieron por un largo periodo de tiempo. Por otro lado, estas actitudes son peligrosas ya que pueden provocar un desajuste en el desarrollo de los niños impidiendo que creen y mantengan relaciones sociales saludables.

Niño apuntando con el dedo a otro

 

Estrategias:

El mayor desafío de los docentes durante este regreso a clases presenciales es el de generar y gestionar un entorno positivo para la convivencia de los alumnos postpandemia. La realidad de cada niño durante la pandemia fue diferente, por lo cual, la base de toda estrategia debería ser el de contar con un programa de prevención de la salud mental.

Dentro de nuestras plataformas de Gestión Escolar contamos con el módulo de Psicología, en el cual los profesores y directivos escolares podrán gestionar las atenciones de los alumnos, así como también adjuntar estudios/pruebas como parte del expediente psicológico de los niños y niñas para generar un informe psicológico.

Por otro lado, el aula debe de convertirse en un lugar seguro, donde puedan sentir que serán escuchados y sus emociones serán validadas. De esta forma podrán ir generando nuevos y agradables lazos con sus compañeros y docentes. Las clases dinámicas y participativas ayudarán a mantener la atención de los alumnos y de esa forma evitar algunas conductas que podrían romper con la tranquilidad del aula.

Maestra sentada hablando con 3 alumnos

 

Rol de los profesores y padres de familia:

Dos de los pilares más grandes en la formación educativa de los niños son los profesores y los padres de familia, por ello ambos deben de trabajar en conjunto a pos de apoyar el bienestar mental de los alumnos postpandemia. Por otra parte, las instituciones educativas también deben de velar por la salud mental de sus docentes, ya que si ellos no se encuentran en un estado óptimo, no podrán brindar la confianza y el apoyo que se requiere en el aula.

Si deseas saber más sobre cómo puedes aportar desde tu rol de docente o padre de familia, te invitamos a participar en nuestro webinar gratuito «Inteligencia emocional desde la escuela» que se realizará este 27 de octubre a las 7:00 pm (hora peruana) a través de la plataforma Zoom, solo debes de regístrate el siguiente link.

Maestra conversando con una madre de familia y su hijo

 

No olvides suscribirte a nuestro newsletter para recibir recomendaciones, noticias y datos interesantes sobre la educación.

Agregar un comentario

Your email address will not be published.

¿Necesitas ayuda?